Los Juzgados de Shchólkovo, una ciudad perteneciente al óblast de Moscú, han prohíbido recientemente los textos de Hubbard por considerarlos “extremistas”. Esta medida se suma a la que durante el pasado mes de abril fue aprobada en la provincia siberiana de Surgut, que poco más tarde fue revocada por el Ministerio de Justicia.