En puertas ya del período estival, el Centro de Desarrollo Personal Adinkarela -anteriormente conocidos como Sanación Divina o Escuela de la Sencillez-, organiza talleres y retiros en tono vacacional (“Vacaciones con aventuras”) para el próximo mes de agosto. De acuerdo con su propia página web, la finalidad del Centro liderado por la que se da en llamar a si misma Adinkarela, no es otra que dar lugar “a una nueva raza humana”, a través de sus cursos y canalizaciones energéticas, orientadas a “implementar nuevos sistemas con Prototipos del Futuro que son virales para la Nueva Vida de cada persona”, “en un nuevo mundo energético”.

Durante años, he tenido ocasión de trabajar con algunos antiguos seguidores de esta deriva sectaria,  algunos de la época inicial de cuando la gurú todavía atendía en su domicilio a modo de consultas energéticas privadas. Entonces se hacía llamar María Cosmulescu, sosteniendo ser vidente desde sus 5 años de edad y tener el don para curar energéticamente a personas y animales. La gurú desarrollaba su actividad en compañía del que decía era su marido y director de la Escuela de la Sencillez, Cipriano Cosmulescu (el cual ya se separó hace unos años del grupo) y Simona Farcas, su mano derecha en aquellos años y sobrina de la gurú. La gurú desarrollaba algunos talleres al aire libre junto con esas consultas privadas, afirmando ya entonces que era capaz de detectar las enfermedades y los problemas de las personas (la mayoría de las veces atribuidos a “entidades” que había que limpiar), para lo cual necesitaba de una foto para hacer sus “limpiezas”.

Por lo general, la forma de terminar involucrándose más en la escuela es a través de actividades a las que se invitan, o bien a través de alguna publicidad, o a través de alguna persona destacada en el grupo que realiza terapias alternativas o incluso a través de algunas ferias al estilo de la Fira Màgic. La sistemática suele ser la de realizar una consulta individual con la gurú, en la que canaliza información e indica que se realice una limpieza energética profunda. Después de eso, vendrá un curso de protección/sanación de tres días tras los cuales se entiende que el adepto ya es maestro del grupo. A partir de ese momento, se abrirán más y más cursos para seguir trabajando todos aquellos aspectos que a la gurú se le pueda ocurrir. Ya a mediados del pasado 2007, la gurú anuncia que se avecina una gran inundación que arrasaría el planeta, por lo que animó a sus seguidores a vender sus propiedades. En esa época, alguna persona abandona el grupo al darse cuenta que el dinero se lo quedaba la propia gurú. Lo que no impide que continúen desarrollando sus actividades y múltiples terapias energéticas.

Es en torno a 2010 cuando abren un centro de desarrollo personal en Vilassar de Dalt, al que da en llamar La Escuela de la Sencillez. La gurú se presenta como una Maestra de Luz y asegura poder ayudar a superar traumas y conflictos, ya que está “directamente conectada a Dios-Padre”. Cipriano se encarga de ayudar a la gurú, mientras que la mencionada sobrina ayuda con terapias de regresión hipnótica. La gurú se erige en la única persona capaz de hacer auténticas limpiezas energéticas, al parecer no hay nadie más como ella en todo el planeta. Además, la limpieza de la gurú ayudará incluso a “quitarse las cargas de supuestas vidas pasadas”, vidas pasadas que es la única en descodificar (y en identificar, claro está). Lo mejor del sistema de limpieza energética es que no es necesario estar físicamente presente: con una foto o sólo con el nombre, la gurú podrá hacer la limpieza a distancia. Y la persona lo notará en sus carnes pasados unos días o unas semanas. De este modo, cualquiera que avanza en los cursos, deberá realizar unas cuantas limpiezas, todas ellas con un coste que van in crescendo.

Como he indicado, las limpiezas energéticas son preceptivas, la puerta de entrada para los siguientes cursos con la gurú. El recorrido habitual es que una vez establecido el contacto y habiendo aceptado ya alguna limpieza en persona o a distancia, el grupo se encargará de seguir atrayendo a los interesados hacia adentro. En un segundo momento, invitando a un curso sobre “sanación y protección”, en el que se promete enseñar procedimientos y técnicas para realizar la limpieza espiritual o energética por uno mismo. Y eso ayudará, además, a que los practicantes adquieran capacidades para sanar. Para hacer este curso, es imprescindible hacerse previamente otra limpieza energética profunda (“LEP”, el producto estrella de la gurú), porque según la misma gurú “se trabaja con tal frecuencia energética sin la cual las personas saldrían peor”. Alguna de las personas que atendí refirió haber preguntado el porqué de tal coste económico por las limpiezas energéticas, a la lo que la gurú le respondió con enfado que ella misma había pasado mucha hambre y que desde bien pequeña ha tenido ese don de sanadora. Porque según la gurú, su capacidad de sanar “es un regalo de Dios”. La misma gurú se encarga de despertar la pena entre sus adeptos, insistiendo en que tuvo que pasar penurias (diciendo por ejemplo que en su país de origen ella no cobraba nada por ofrecer sus servicios de sanación), vivir incluso en una caravana de alquiler o pasar épocas en las que ni tan siquiera pagar el alquiler de la caravana podía.

Una vez realizadas las limpiezas energética y realizado el curso de sanación/protección, diferentes personas vinculadas a la organización animan a los adeptos potenciales a participar en otras actividades, como el caso de algunas adeptas del grupo que se dedican a realizar constelaciones familiares, nuevamente bajo el argumento de que “sin este curso, no podrás seguir adelante en la evolución”. Si uno no ve claro hacer ese u otro curso, se le machaca diciendo que “no estás venciendo a la Oscuridad de tu mente” o que en cualquier caso “es tu conexión con entidades negativas lo que te impide hacer el curso”, para lo cual se requieren de más y más limpiezas energéticas, porque uno nunca está limpio. Y, finalmente , y por aquellas cosas del lenguaje tal como lo emplean las sectas, estar limpio significa en términos de grupo, asistir a todas y cada una de las actividades que se indican.

De acuerdo a la experiencia vivida de las personas que abandonaron, se tiene que estar siempre en un estado de alerta, puesto que la Oscuridad está trabajando ‘24h x 24h’, por lo que muchos de los adeptos regulares terminan viviendo en un estado de ansiedad continua. Como, según la gurú, la Oscuridad instala en la mente implantes negativos, y el grupo no trabaja lo suficiente, Ella (en mayúsculas) ha de facilitar continuamente nuevas técnicas y mantras porque es la única manera de salvar a todo el planeta a través del trabajo grupal. En todo este proceso, la culpabilización de los adeptos es progresiva, dado que Ella está todo el día trabajando por sus maestros (los miembros del grupo), pero siempre diciendo que el grupo hace bien poco o no lo suficiente (y deben hacerse más limpiezas, asistir a más regresiones, constelaciones, más cursos y más talleres).

En torno a 2013, el grupo cambia nuevamente de nombre y pasa a llamarse Vida y Sencillez. Gracias al trabajo de un matrimonio adeptos de ella, arrancan esta nueva etapa. Son momentos en que algunos adeptos abandonan. Aparecen algunos testimonios de personas que critican el funcionamiento de la escuela. En esos años, Cipriano se separa de la gurú. El grupo recibe información contradictoria. Los motivos no son claros. Mientras, la gurú continúa haciendo talleres en solitario y Simona también proponiendo nuevos trabajos de regresión. Entonces, la gurú se dedica a viajar bastante a Rumanía (donde mantiene otro Centro de Sanación Divina) y es Simona quien pasa a realizar los talleres ”canalizando la energía de María”, asegurando que de este modo “Ella sigue trabajando a distancia”. Los adeptos pasan a ser “los pollitos de María”, pollitos a los que hay que cuidar ante todas las críticas de aquellos que abandonaron el movimiento.

Hasta esa época, el grupo realizaba consultas personales de canalización (se canaliza a Dios Padre o al Amor Supremo), sanación energética en sesiones individuales, limpiezas energéticas profundas de personas, lugares y proyectos, operaciones energéticas (presenciales o incluso a distancia), operaciones etéricas, cursos de conexión-protección-sanación,  e incluso cirugía psíquica para eliminar a Andrómeda. Ahora, el grupo de seguidores son maestros, iniciados por la gurú, o están en proceso de convertirse en grandes maestros espirituales. La gurú hablará en estos años de la importancia de cumplir “la misión divina”, por la que algunos miembros del grupo deberán cambiar de lugar de residencia. Además, según la gurú, la sexualidad es algo que no ayudará, es maligna. La misma gurú insistía a sus adeptos que ella lleva quince años con su esposo sin haber mantenido relaciones sexuales. Pero si se mantienen relaciones sexuales, será importante que antes y después de mantener relaciones sexuales “se quemen con fuego sagrado todas las semillas, larvas y los huevo sexuales”, para evitar así que lo maligno se adueñe de la persona. Si el adepto se dedica a las terapias alternativas, se le anima a que realice estas mismas limpiezas con sus pacientes, entregando una cantidad de dinero en concepto de royalties a la gurú por cada limpieza que haga a sus pacientes.

En esos años, diversas personas abandonan la escuela, alguna de ellas refiere que la gurú ha dicho en alguno de sus cursos que el Papa Juan Pablo II no habría muerto en realidad, sino que estaría en submarino esperando a su regreso para convertirse en el Salvador de la Humanidad. La gurú incrementa sus mensajes delirantes y catastrofistas: se producirán tres días de Oscuridad (para los cuales todos los miembros deberán hacer más cursos para aprender a transitar energéticamente), o bien la humanidad entrará dentro de un cinturón fotónico (los maestros tendrán la habilidad para entrar y salir) o se producirá un tsunami que arrasará toda España del cual tan sólo se salvarán aquellos adeptos iniciados en el grupo, que habrán alcanzado supuestamente la condición de maestros y que podrán estar a buen resguardo junto con su gurú en el sur de Francia. El tsunami en España no se produjo gracias a los esfuerzos del grupo, que “han podido trabajar con los asteroides de fuego sagrado”. Estos mensajes apocalípticos siempre estuvieron presentes en el grupo, como cuando la gurú sostuvo que la III Guerra Mundial se desencadenaría con los Juegos Olímpicos de Londres de 2012 a raíz de un fuerte atentado que conmocionaría al mundo.

La gurú declara que aquellos que abandonaron están ahora en la Oscuridad y quieren destruir al grupo. Será su mano derecha Simona quien durante esos años se encargará de defender a la gurú, intenta que se escriba un manifiesto conjunto o una carta para “limpiar su nombre” debido a que “estaba sufriendo mucho por el boicot de los que abandonaron”, cuando según ella es “un ser muy elevado que viene a despertar al mundo”, apelando a que tal misión es una tarea dura de sobrellevar. Se trataba de defenderla de esas personas “oscuras” que la boicoteaban y querían dañar a un Ser de Luz único en el mundo. De hecho, llegaron a comparar las críticas que se levantaron contra la gurú “como el calvario que tuvo que pasar Jesucristo”.

En 2014, la gurú reaparece nuevamente. Cambia de nombre y pasar a llamarse a sí misma “Kalma”. En consonancia, el grupo cambia nuevamente de nombre, pasando a llamarse Centro Kalma. Cambia su dirección pero continúa en Vilassar de Dalt, alquilando una sala donde se hace yoga. Ella misma se presenta en esos momentos de este modo: “Soy Kalma…tengo más de 40 años de experiencia como formadora de desarrollo personal, sanadora y canalizadora, … Mi misión es de Despertar las Consciencias y Elevar las Almas … Ermitaña, he vivido más de un año en soledad [posiblemente aquel año que medio desapareció tras las críticas aparecidas en torno a su grupo] y he canalizado varios libros de Mensajes Divinos … Las Técnicas de liberación y purificación que ofrezco son una parte de estos mensajes canalizados. También realizo terapias individuales de forma presencial o a distancia, y la ayuda que he ofrecido ha sido determinante en casos graves de adicción, enfermedad y todo tipo de dolencias físicas y/o emocionales”.

En esa época, atiende a algunos clientes que reclutan a más adeptos. Uno de ellos, con una enfermedad degenerativa, al que le indica que con sus limpiezas sanará, porque se trata de una cuestión mental y espiritual, ya no de una enfermedad degenerativa. Situación que desembocaría en la muerte de este seguidor de Kalma. Aunque ella misma afirme que la ayuda que ha ofrecido ha sido determinante en todo tipo de dolencias físicas y psíquicas. La gurú hace “terapias” y se dedica ahora a trabajar la mente de sus adeptos, para lo cual buscará romper la mente, “busco sacaros de esa mente loca, porque todo lo hacéis con la mente.. ¿qué os dice vuestra pantalla? (se refiere a la mente, en términos despectivos)…alguno de vosotros ya habéis visto ese monstruo…el hemisferio derecho es el de los cuerpos desdoblados energéticos y el izquierdo la materia…mientras hay materia hay mente. Y mientras hay mente, hay oscuridad” (Curso de primavera de 2014). La mente debe irse anulándose porque no deja de ser más que parte de la Oscuridad.

A finales del 2014, la gurú dice en un taller que todos sus adeptos deberán repetir el curso de Iniciación, pues la energía, los mantras y ella habían cambiado totalmente, ahora eran mucho mejores. La obligatoriedad de volver a realizar el Curso de Iniciación lo argumentó también diciendo que a ese curso ya les serviría para toda la vida, pero alguno de los que lo realizaron refieren que se les culpabilizó sobremanera por “no haber trabajado bien energéticamente”. Pero la gurú es capaz de dar argumentos más persuasivos si cabe: “la célula es una prisión, estás encerrado en tu cuerpo…el ADN es maléfico, viene manipulado por extraterrestres…y como vosotros no respiráis bien, he tenido que hacer un trabajo de limpieza de las memorias celulares…ser irán a otro planeta aquellos que no quieran hacer nada” (Curso de septiembre de 2014).

Hay que hacer la limpieza. O sí o sí. Cualquier fallo será siempre atribuible a los adeptos, quienes de este modo se ven obligados a volverlo a hacer nuevamente y tener que pagar. Además, la gurú decide duplicar el coste de los talleres, “porque de esta forma aprenderéis a valorarlos”. La gurú añade que es importante que ese curso se haga en Madrid, “porque en Madrid hay una energía especial” (básicamente, que en esos años estaban atrayendo bastantes seguidores en Madrid); el hecho es que, según la gurú, Dios había puesto una bolsa energética muy importante y Barcelona tenía mucho karma, mucha negatividad, y se iba a romper físicamente.

Después de la época de las críticas, Kalma se dedica ahora a remarcar que aquellos que abandonaron están fuera de la evolución, perdidos, y que podrán aparecer dudas que habrá que combatir porque son de la mente, y la mente es Oscuridad, “y la Oscuridad tira bacterias y crea cansancio…parece que no avanzáis, pero algo avanzáis, me gustaría que fuera más pero qué le vamos a hacer…hay que pasar por los Portales Invisibles, la Oscuridad tiene puertas que son materiales mientras que los Portales son supremos y energéticos…debemos trabajarnos la ira…y la diferencia entre los que estáis aquí y los que no están aquí es que ellos ya no pueden evolucionar…yo os agradezco vuestra fe en mí y os pido que os mantengáis en Fuego para sobrevolar las dudas que os impiden avanzar…hay memorias celulares de otras vidas en vosotros que debemos recuperar…la Oscuridad se ha ido de la Tierra destinada a otro planeta para los que no quieren evolucionar…pero se presentará Lucifer para atormentaros con dudas y más dudas…yo voy a operar sobre vuestra glándula pineal y así la Oscuridad no podrá hacer nada…La verdad es que tenéis miedo a evolucionar, sois de la raza del conejo…los árabes en realidad fueron la primera raza a la que se entregó el poder maléfico…” (Curso de septiembre de 2014). Además, la gurú es algo racista.

Simona deja de ser su brazo derecho, deja de hacer talleres, y Kalma se asocia con un hombre de nacionalidad rumana educado y residente en Londres, un tal Mark,  con el cual continúa como compañero espiritual viajando por el mundo (Las Vegas, Italia, Francia, Gran Bretaña o La Argentina, en donde está teniendo bastante predicamento). Pero deja a un devoto como su brazo derecho, quien se encarga de realizar talleres para los adeptos, subiéndolos al doble de precio, canalizando la energía de Adinkarela mientras ella viaja.

Es en 2015 cuando bastantes miembros del grupo de Barcelona se trasladan a Madrid a vivir, rompiendo familias nucleares. Quien no, al menos lo intenta. En algunos casos las consecuencias son dramáticas. La exigencia de asistencia a cursos y más cursos, limpiezas, regresiones y otros talleres, continúa. Si el adepto no tiene mucho dinero, se le presiona para que lo encuentre y continúa asistiendo. La gurú transmite que aquél que no tenga dinero para pagárselos es que “no está haciendo bien su trabajo en la Luz Suprema”. Es decir, empieza a asociarse la falta de recursos económicos con “estar en la Oscuridad”. Y si bien asegura a sus seguidores que la temática de los talleres pueden escogerla ellos mismos, lo cierto es que en la práctica siempre viene dictado el taller por la gurú y no hay posibilidad de proponer otros temas ni cuestionar sus contenidos. Algunos miembros refieren que el control y la presión aumenta esos años. También sobre las relaciones de intimidad, a las que la gurú describe como “maléficas”, por lo cual es mejor evitar las relaciones sexuales, no ayudarán a la evolución espiritual. Dice: “la mujer tiene adentro órganos sexuales masculinos maléficos y viceversa, para crear morbosidad y a través de ello procrear” (Curso de iniciación, verano 2014, Madrid).  O si alguna adepta se plantea quedarse embarazada, se le desalienta, debido a que traerá al mundo a “un ser maléfico”. De hecho, según la gurú, los hijos vienen al mundo para matar, destruir, relentizar o bloquear la evolución de los padres. Incluso llega a afirmar que el útero es una especie de injerto (concretamente ella lo llama “implante”) de una raza extraterrestre maléfica puesta en el cuerpo del ser humano y a través del cual esa raza se reproduce a través del humano. Si una criatura nace dentro del grupo, la gurú recomienda encarecidamente -como una obligación para el bien del recién nacido y de los padres- que se le pague una limpieza energética, así como todas las operaciones energéticas que hubieran realizado desde sus inicios hasta el momento.

La gurú es bastante explícita en este sentido, “porque este puto querer os ha destruido [refiriéndose a las parejas] … hay hologramas en la Tierra, parece que es una persona normal de carne y hueso, pero no, es parte de la Oscuridad, es una mancha energética…hay entidades muy poderosas y la Oscuridad lanza energías a través del sexo…¡mucho cuidado con la condición humana!. Os lo advierto de manera muy seria…porque solo pensáis en tener pareja…no voy a aceptar que te tenga que decir que debes tener pareja para que no te enfades. Yo tengo que decirte la Verdad. Esos quinquis os empujan a buscar…ellos saben cómo pillaros…para que os pueda joder mejor” (Curso de mayo de 2015)

Con los negocios sucede lo mismo. Si algún miembro del grupo crea una empresa, insiste reiteradamente en que debe realizarse una limpieza a cada una de las personas que la constituyen y al mismo espacio, de lo cual se encarga Ella por supuesto. Lo mismo se aplica a si alguien del grupo vive con otras personas, o si se tienen conflictos con otros, etc. También las personas de la familia o las amistades que se muestran críticas con las actividades pasan a ser definidas como “negativas” o “en contra de tu limpieza espiritual”lo cual genera mucho malestar entre los adeptos. Esto impulsa a que la gurú se enriquezca aún más si cabe realizando todo tipo de supuestas ayudas energéticas y sanaciones a distancia a los familiares de los adeptos que pagan devotamente con el afán de ayudar a estos familiares que no comprenden el camino de la Luz Suprema o incluso a seres queridos ya fallecidos y que están en la Oscuridad. Ya que, según la gurú, sin la limpieza energética profunda no tienes alma y sin alma sólo hay Oscuridad. A un ser querido o a un difunto, “el mejor regalo que le puedes hacer si de verdad le quieres es una limpieza profunda”. En todo el proceso de vinculación, dejar la mente de lado será fundamental, porque “es la primera vez que se está haciendo un reseteo de esta raza…la energía que estáis recibiendo es muy grande, si tú eres un vago y no quieres trabajarte…pues el poder maléfico se manifestará en la mente-ego…y cuando hablo de quinquis me refiero a los demonietes que están dentro vuestro…de hecho, tú no tienes problema. El problema eres tú” (Curso de iniciación, verano 2014, Madrid).

En Madrid,  mientras ella va y bien por España con Mark y empieza a impartir cursos de masaje como novedad. Su nuevo brazo derecho empieza a representarla, Salvador Molina, un miembro del grupo que, al igual que Simona unos años atrás, realiza talleres “canalizando la energía de la gurú”. Estos talleres se llevan a cabo en Excellence  Formación Vallecas de Madrid y empiezan a conformar una red que ofrece diversas “terapias” ligadas a la práctica de Adinkarela.  Empieza también a asegurar que abrirán un centro anti estrés y logra convencer a algunos seguidores para que aporten dinero para abrir ese centro, a la vez que se verán obligados a pagar unos royalties mensuales. Se presenta ese proyecto como una franquicia de la cual, supuestamente, todos los seguidores podrán vivir, si bien finalmente ese centro no se abre y es Salvador Molina quien se queda con buena parte de las aportaciones económicas que realizan los adeptos. Adinkarela aparece de vez en cuando y sigue  impartiendo cursos de masajes, incorporando un nuevo curso de tres niveles que le llamará “Iniciación del Alma que es distinto a todo lo demás”. También reparte un listado de nuevas terapias y limpiezas a sus adeptos para que puedan ser exitosos y ganar mucho dinero (“coaching personal y para empresarios”) y mantenerse limpios sin mucho esfuerzo si pagan un tanto mensualmente. Este importe mensual variará dependiendo de la intensidad en la que ella trabaje.  Por esas fechas, una adepta suya de Barcelona  diagnosticada de esquizofrenia y a la que atendía desde el 2010 principalmente a distancia (aunque también asistió a algunos cursos, talleres y constelaciones familiares) se suicida. Pero dentro del grupo se hace como si nada, ni se comenta.

Y es que las ideas sobre la curación energética defendidas por la gurú son superiores a cualquier otro tratamiento, porque “vosotros [se dirige a sus adeptos], como Maestros Sanadores de la Luz, tenéis que saber cómo sanar a vuestros pacientes con estas nuevas técnicas… yo hablo sencillo pero como no hablo a vuestra mente sino a vuestra Alma y como vosotros os identificáis con vuestra mente… ¡claro que no comprendéis! … Vamos a encontrar las causas que han provocado una enfermedad o el sufrimiento, lo vamos a liberar…a reparar las células dañadas… Sabemos que toda enfermedad en el cuerpo es una enfermedad energética, la causa está en el pasado y el efecto está en esta vida. Y estas enfermedades nunca van poder sanarse con pastillas, porque son energéticas y se manifiestan en lo físico” (Curso de masaje emocional en Madrid, 2014).

Mientras tanto, Salvador Molina continúa buscando exitosamente inversores entre las personas del grupo para abrir más centros de formación y actualmente conforman algo similar a una cadena en Madrid, donde se imparten cursos de masaje, clases de yoga y terapias alternativas.  La gurú continúa impartiendo más cursos de masajes que supuestamente Ella crea con la ayuda de Dios; por ejemplo, masaje emocional, masaje antiestrés o la “técnica de masaje MER”, que registra Salvador Molina pero que imparten juntos. Muchas de estas “terapias” las ofrecen a través de portales de Internet como Atrápalo. Junto a este desarrollo, dispone también de alguna “psicoterapeuta” como es el caso de Joana Serrano, quien también atrae hacia el movimiento, aunque no siempre sea tan claro el vínculo con Adinkarela (en el video deben fijarse en el segundo 32, donde aparece el libro de Adinkarela, aunque con el pseudónimo que emplean para la publicación de alguno de sus libros, Pra Idys; y en los créditos del video, al final, en el minuto 4 y 27 segundos también puede apreciarse el nombre de Escuela Internacional Adinkarela).

La gurú, que en estos años ya pasa a llamarse a sí misma Adinkarela, trata al hijo de una mujer miembro del grupo diagnosticado de leucemia, asegurando ha intentado sanarlo realizando “operaciones energéticas a distancia’ e in situ e incluso pidiendo la colaboración del grupo asegurando entre lágrimas que la negatividad mental del paciente y del resto de la familia (la parte que no forma parte del grupo) es tan fuerte que ni ella ni Dios pueden curarle. Finalmente, tras varios meses de enfermedad, deciden llevarlo al hospital, pues según la gurú si no lo hacen la mente de la familia que está fuera del grupo pondrá barreras a las sanaciones que Ella realizaba. Éste mejora tras el tratamiento de quimioterapia, sin embargo está convencido de que su mejora es debida a las sanaciones que le realiza Adinkarela. Después de dos años, éste se va a vivir a Madrid siguiéndola, recae en la leucemia y finalmente fallece.

Pero todo esto no frena el celo sanador y profético de la gurú, quien ya en 2017 asegura que habrá que prepararse nuevamente, porque se avecinan tres días de Oscuridad. Y es que cuanto menos lleva ya unos diez años de mínimo anunciando el final del mundo. En sus cursos, insiste en que el dinero no será necesario porque desaparecerá, “es de tonticos”, hay que desprenderse de lo material. La información que se trabaja en las limpiezas y en los cursos, además, es mejor no comunicarlas a personas externas al grupo, porque “quedaría afectado el trabajo energético”, ya que no entenderían la tarea tan importante que estaba realizando, consiguiendo de este modo aislar todavía más a los adeptos. En todo este contexto, la gurú sigue insistiendo en la necesidad de las limpiezas, asegurando a algunos adeptos que de hecho tienen “cuerpos energéticos extra terrestres” adheridos de modo etérico, y que es imperativo trabajarlos, eliminarlos, porque si tal cosa no se consigue se va contaminando a los demás. Esas operaciones espirituales las realizaba a precios variables pero crecientes, siempre en contextos de los talles y cursos regulares. A la par, su mano derecha Simona, empieza a trabajar en su piso de Barcelona nuevamente realizando consultas individuales y regresiones a distancia, que deben seguirse también para una adecuada evolución (limpiar el cuerpo energético, limpiar la energía masculina, la femenina, los padres, las madres de esta y de otras vidas, etc.).

En algunos talleres, Adinkarela sube las revoluciones, aumenta la presión criticando públicamente en grupo a alguna participante diciéndole que ha venido al grupo para destruirlo con su energía oscura, alegando que la quieren copiar y quitar el sitio, negándole la comunicación posteriormente o incluso rechazándola abiertamente por el temor a que pudiera “contagiar su Oscuridad”. Las personas que critican o abandonan, es que han sido poseídas por esa Oscuridad, por entidades malignas  -“quinquis” como las llama la misma gurú- o cuerpos energéticos desdoblados.

Al igual que el pasado 2012 era en Londres donde supuestamente iba a estallar una guerra, ahora, el grupo empieza a hablar de que el conflicto en Cataluña está a punto de dar lugar a una III Guerra Mundial, motivo por el cual es mejor vivir en Madrid. Y si no es la III Guerra Mundial, serán otras catástrofes. Porque Adinkarela siempre saca alguna catástrofe venidera. Ahora bien, los miembros del grupo, los maestros de Adinkarela, podrán contrarrestarla si se dedican plenamente a la meditación y a realizar tantas constelaciones familiares sea posibles. Se instaura que sin el curso de “primeros auxilios” que imparte la mano derecha de Adinkarela, no se puede seguir progresando energéticamente dentro del grupo; y no vale con hacer un curso similar en otro centro, debe ser con Adinkarela. Muchos de los que salieron quedaron sin dinero debido a la creciente absorción de tiempo y economía por parte del Centro Adinkarela.

Ahora, la gurú Adinkarela continúa en su línea y ahora convoca unas “Vacaciones con Aventura”, al estilo de estos nuevos formatos new age que promueven múltiples actividades y talleres de fin de semana o vacaciones (talleres en Bali, Tailandia, Rumania, etc.). Un nuevo formato para atraer mayor clientela, tanto en España como en Rumanía. En su actualización de la página web del pasado año, eliminó ya de sus servicios las “terapias”, cuya referencia puede encontrarse  todavía en la versión de hace un par de años. Probablemente por todos los problemas que he mencionado y aquellos seguidores que sufrieron daño siguiendo las prácticas espirituales de la gurú. Ahora, sólo habla de un centro que promueve “un nuevo sistema de vida”. Y aún en aquellos sitios web en los que se refiere a sus terapias, desapareció ya el servicio de acompañamiento energético a personas con enfermedades terminales. Conviene que el usuario de servicios alternativos, tenga claro que tras Adinkarela existe toda una estructura con un claro funcionamiento sectario, y que lejos de encontrar terapia alternativa o una aventura en sus vacaciones, lo que puede terminar encontrando es una experiencia de alienación.