Avatar se extiende en las escuelas holandesas

By |2018-03-28T09:09:03+00:0027 marzo, 2018|AVATAR|

Un movimiento sectario con funcionamiento similar a Scientology, se está infiltrando en el sistema escolar holandés y podría llegar a gestionar hasta seis escuelas privadas en los Países Bajos, según una investigación del NRC y del programa de actualidad De Monitor, que emitió ayer noche un reportaje sobre el tema.

Según estas fuentes, varias de las llamadas “escuelas democráticas” -incluyendo la Escuela Guus Kieft en Amstelveen-, estarían funcionando en la actualidad bajo los principios de Avatar. Las escuelas son financiadas por fondos privados y, a menudo, acogen a los alumnos que, por una razón u otra, no avanzan adecuadamente en el sistema escolar.

En estas escuelas los alumnos determinan cómo, qué y cuándo aprenden. Hay muchos alumnos que se han quedado repitiendo curso en la educación regular. Para ellos, la educación democrática es a menudo una última salida. Pero ni en los sitios web ni en otras publicaciones de las propias escuelas,  aparece elemento alguno que hable acerca de Avatar.

El movimiento en los Países Bajos puede tener en estos momentos unos 1.600 instructores o facilitadores de los talleres de Avatar. Este movimiento arrancó en los Estados Unidos de la mano del ex miembro de Scientology Harry Palmer, promoviendo una mezcla de Scientology, Hinduismo y New Age, con el convencimiento que la Tierra fue colonizada por extraterrestres. Sin embargo, más allá de estos aspectos ideológicos, los medios holandeses se refieren también a las prácticas controvertidas de Avatar, tales como una suerte de exorcismo para curar el cáncer u otros trastornos como el TDAH. De Monitor dijo que el consejo de administración de la escuela democrática holandesa más antigua, De Ruimte in Soest, incluye seis miembros de Avatar y en ella se anima a los padres a que participen en cursos de capacitación Avatar. Si bien alguna madre ya ha indicado que sacó a sus hijos de la escuela debido a “que lo que pasaba allí era un auténtico lavado de cerebro”, la escuela ha negado rotundamente tales acusaciones.

A principios de este mes, el NRC reveló también que tres concejales locales -que son Asistentes dentro de la organización-, han estado promocionando Avatar enviando a funcionarios públicos a inscribirse en sus cursos. El ayuntamiento pagó la factura, que puede llegar a los 15.000 €.

En el sitio web del miembro de Avatar Heleen Groot puede leerse por ejemplo, “en nuestras escuelas democráticas en los Países Bajos, donde los niños son libres de aprender lo que quieren, usamos herramientas de Avatar para crear verdadera libertad. Cada vez más y más niños de nuestras escuelas, padres y maestros, son Avatar”.

En otras cinco escuelas democráticas, los miembros de Avatar han ocupado importantes cargos en los últimos años. La escuela demócrata en Veldhoven fue impulsada por un Maestro Avatar (según escribe en su página de LinkedIn) y la escuela democrática –ahora cerrada– de Utrecht fue fundada también por un miembro de Avatar. La escuela democrática en Culemborg fue gestionada por un adepto de Avatar durante muchos años. En Lands Lake y Amstelveen, otros miembro Avatar está a cargo de la escuela democrática local. Por su parte, las escuelas argumentan que el material de Avatar no juega un papel en la escuela. Tan solo la escuela de Eindhoven no quiso responder a los medios holandeses.

Avatar contiene características básicas de Scientology. Palmer incluso fue demandado por Scientology porque habría copiado su entrenamiento y sus técnicas. En mi experiencia con algunos ex miembros de esta organización y diversas familias, la organización es potencialmente destructiva para las relaciones de pareja y familiares  y sus miembros pueden terminar por desarrollar una importante dependencia patológica a su fundador y a los cursos sin fin.

Avstar ofrece talleres de pretendida auto-ayuda, una suerte de proceso de crecimiento personal en donde la gente asciende a diferentes niveles. Y eventualmente pueden alcanzar el nivel de “Mago”. El nivel de Mago es el nivel más alto del grupo, similar al nivel OT7 u OT8 (los dos niveles más altos) dentro de Scientology. En Avatar, al igual que en Scientology, uno va alcanzando  diferentes niveles de elevación. Cada vez que se sube un nivel, aumenta el coste y se terminaba enrolado en más y más cursos.

En respuesta a estas críticas, Avatar escribe en su sitio web, en el apartado de FAQs: “Desafortunadamente, no todo el mundo comparte las ideas de Star’s Edge  (la compañía de Harry Palmer) sobre la responsabilidad personal. Ese es un asunto complejo que ocasionalmente conduce a un ataque de la prensa sobre Avatar. Algunas personas, organizaciones e incluso países [se refieren a Francia sobretodo, que lo incluyó como movimiento sectario en sus respectivos informes parlamentarios] desarrollan una forma extrema de dominancia respecto de la vida de las personas (…) Desde el punto de vista del partido dominante, Avatar es amenazante – algo que debe ser etiquetado como peligroso y que uno debe evitar-. Esas personas incluso vienen con la acusación de que Avatar es una secta en la que se practica el lavado de cerebro. Irónicamente, los que expresan tales acusaciones son, por lo general, culpables de las fechorías antes mencionadas”.